h1

¿Una rebelión posmoderna?: a propósito del movimiento estudiantil del año 2002

mayo 22, 2008

Obertura:

“Es obvio decir del pasado simplemente que es.

Apenas un milímetro más allá, cualquier

contenido que se le atribuya, no es sino

una reconstrucción. La objetividad de la historia

es estrictamente histórica”

Carlos Pérez en algún lado.

La crisis de los partidos de izquierda históricos es un hecho hace más de 15 años en el país; el PS con problemas de identidad administrando un modelo económico que no se inserta en su tradición, el PC que no logra avanzar fuera del problema no resuelto, incluso en términos judiciales, de las violaciones de los DDHH…, para que hablar de la identidad nacional o de la cultura del miedo, o del vaciamiento de contenido de la política partidista. A pesar de eso el PC lanzo propuestas en los gremios como el colegio de profesores y en la universidades estatales donde llego a tener una fuerte presencia por lo menos ganando elecciones como la época dorada con Rocco a la cabeza de la Fech y a conducir un conjunto de procesos como la del gobierno universitario, como es el caso del intento de gobierno triestamental de la universidad de Chile.

Después del año 1997, que fue el ultimo estallido estudiantil fuerte con manifestaciones y tomas de los locales universitarios, donde a grandes rasgos se pedía que el estado asumiera un rol más preponderante en el financiamiento estudiantil y universitario, no se habían levantado “petitorios estudiantiles” que asumieran de manera estructural la crisis de la universidad publica del país. Mas bien se habían quedado en la reivindicación de más presupuesto como forma de aliviar la crisis, entonces desde esta lógica los estudiantes nos habíamos limitado pelear por mayor asignación de presupuesto para el ex – crédito universitario, llamado hoy fondo solidario, donde nos endeudamos en el presente para pagar en el futuro, con la agravante de que a pesar de la existencia de la confech cada universidad negociaba por separado con el gobierno de turno fragmentando la demanda por Universidad. Y con todo eso, llega el 2002 y “algo” andaba dando vueltas por ahí.

I movimiento: Un malestar en la cultura:

Hay un malestar que no tiene que ver con el problema de la culpa de Freud -aunque a lo mejor si tiene que ver, pero no es nuestro asunto ahora- pero ocuparemos la frase para narrar lo inenarrable siempre a costa de caer en paradoja. La experiencia de sociales de la Chile grafica la idea de malestar, de algo que estaba adentro de la facultad hace mucho tiempo, algo que se daba manera fragmentada, sin muchos argumentos y con poca movilidad en los pasillos: quizás no queríamos salir a protestar nuevamente por los créditos, quizás queríamos darle concretitud y norte a la ficción de comunidad llamada movimiento estudiantil. Hay muchos quizás después de observar desde un puesto privilegiado la manera en que los estudiantes de sociales asumieron la tarea de mandar a buena parte los últimos 10 años de luchas estudiantiles y con ellos incluidos el gobierno de Lagos y sus ingenieros comerciales. Por eso y por lo novedoso de la experiencia de las últimas cuatro semanas, intentaremos narrar lo que ocurrió.

Abril terminaba y algo raro andaba en el aire, un fantasma sin ojos recorría el mundo universitario de sociales, los plenos Fech se iban poniendo a tono con los deseos de movilizarse, esto ocurría cuando el pleno Fech se toma la torre 15, centro neurálgico y administrativo de la universidad; esto pasaba en el pleno y la facultas de ciencias sociales va a subirse al carro, pero no dispuesta a hacerse parte solo del problema del bienestar y el recorte de presupuesto del SEMDA, sino que intentara que se asuma que el problema es nacional y estructural, y que toda demanda pasa por que el estado se haga cargo de la educación no solo superior, sino de toda esta; cosa que obviamente va en contra del modelo económico del país. Esto es lo que vagamente se llamaba “los temas nacionales” en las asambleas. A pesar de la vaguedad y de la dispersión típica de toda generación estudiantil que se enfrenta por primera vez a la tarea titánica de reformar el sistema universitario publico, la facultad decide a irse a toma del local universitario con el apoyo de la Fech o sin este, como forma de presión y con la vaguedad de los temas nacionales como fondo, precipitando, de esta manera, los hechos. La juventud comunista que marca fuerte presencia en el pleno sobre todo a través del control de la mesa de la Fech, es presionada desde sociales para que asuma que el problema es nacional y estructural, sin que a esas alturas se tenga claridad de cuales son las demandas posibles, a pesar de conocer ambiguamente el problema.

Esto coincide con que en sociales una “nueva dirigencia”, con variada y nula experiencia política anterior, se hace cargo del movimiento en la facultad, las juventudes tradicionales como la jota no existen como estructura a pesar de que hay militantes desperdigados, los “zurdos” de la Surda no le apuestan al movimiento desde el principio lanzando propuestas que encierran los problemas en la facultad, desde computadores hasta revisar el plan estratégico, obviamente en la animosidad que ya empezaba a notarse en el aire, una propuesta como esta sólo podía tener un calificativo… amarillos. Los colectivos universitarios típicos de los noventa, con toda su propuesta teorica futurista, agitan, pero son incapaces en términos de fuerzas políticas nacionales de llevar una reivindicación tan grande a buen puerto, su fuerza en términos de votos en el confech es nula y su hegemonía discursiva sobre los “lugares políticos” donde se desenvuelven es dudosa y dúctil, como es el caso de las asambleas.

II movimiento: ¿La forma sobre el fondo o al revés?:

La modernidad nos acostumbro a medir a los movimientos políticos sobre su fondo, sobre sus propuestas ideológicas, de ahí podíamos generar las alianzas estratégicas o tácticas, los grandes bloques históricos o las comunidades de intereses. En cambio la posmodernidad volvió sobre la forma, en la oposición cuerpo/mente de la modernidad se volvieron sobre el cuerpo, sobre la forma.

Y así ocurrió, un lunes sin Fech se tomaron la facultad, sin petitorio, sin calculadora en la mano, dispuestos a enfrentar al monstruo que habían creado contra cualquiera que se les opusiera por delante, un aire de festividad por el deseo cumplido empezaba a florecer; los comités de funcionamiento interno se constituyeron rápidamente, la comisión de comunicaciones, la comisión extraprogramatica, todas ellas planificaron actividades para la semana o las semanas que seguirían. Con todo esto arriba la comisión petitorio aun no se formaba, ni siquiera sabia que pediría, sólo se sabía que era por los “temas nacionales”. Paso el lunes y el martes, y el miércoles y el jueves y por fin hay luz. Un petitorio nacional bien fundamentado, consistente lógicamente y con una datación empírica quizás atrasada en el año mismo, pero que entraba en la problemática de manera estructural e histórica, un petitorio que no incluía milenarismos y cambios radicales, ya que asumía su imposibilidad, pero que mapeaba en su primera etapa la modificación del instrumento técnico FUAS y un hecho político que era la firma de un compromiso del rector o del consejo de rectores de discutir con los estudiantes el programa-petitorio. Con una fecha para la instalación del arancel diferenciado que se ponía en el 2005, después de haber quemado las etapas anteriores. El paso lógico de este petitorio era ganar el pleno Fech y de ahí saltar al confech, tratando de instalar el petitorio a nivel discursivo en los medios y en el confech instancia máxima de los estudiantes chilenos a nivel institucional y organizativo.

Después de dos semanas se gana el pleno, haciendo gala, la facultad de foquismo[1], ya que era el foco más avanzado donde se esperaba que con una buena estrategia discursiva y con la precipitación de los hechos, se acelerarían los saltos de conciencia al calor de las movilizaciones y generaría el efecto contagio en las demás universidades, con lo que nos podríamos presentar al gobierno con una plataforma unida y coherente. Y hasta aquí todo era racional, muy moderno en sus planteamientos, aunque atrasados en las estrategias, se apostó al foco, a la vanguardia que tiene el programa más avanzado llevado por un sujeto que lo agita y lo mueve políticamente[2].

A pesar de esos pasos, al perder en el confech con la negativa de la Surda, “los cumpleañeros[3]” dicen que nunca se le apostó al confech y que lo que se fue a hacer es a generar los contactos que nos permitan o subvertir el confech o crear una nueva organización, que se empezó a llamar –imaginariamente- la “coordinadora de universidades movilizadas” que era un esfuerzo parecido al que ya se había hecho en la ultimas dos semanas dentro de la universidad de Chile, que se conocía como la “coordinadora de facultades movilizadas” que logro después de mucho esfuerzos entrar a los “temas nacionales” y ganar el pleno Fech. Esta idea -hipótesis ad-hoc o conejo de sombrero de mago, para algunos entre los cuales me cuento- de que nunca se le apostó al confech como lugar político, rallo con la irracionalidad política, y todos los voluntarismos derivados de la soledad. Había llegado el momento de quemar los últimos cartuchos racionales; había llegado el momento de aproximarse al sacrificio.

Y no se le apostaba al confech, pero no afloro la idea de que el confech dividido había dilatado la convocatoria a movilizaciones para el segundo semestre, cosa que en términos racionales es posible de leer con toda la teoría de la sospecha atrás, tampoco afloro el calculo de que si bien el petitorio de sociales era –mutatis mutandis– el mismo que el de la jota, esta lo había abandonado o le había bajado el perfil y la pregunta obvia era porque lo había hecho. Los zurdos de la Surda que podrían haberle dado cabida al petitorio a nivel nacional dilataron las movilizaciones para el segundo semestre, y la acusación a los zurdos fue de amarillos. Y no se le apostaba al confech… y lo acusaron de poco representativo y se hablo de refundación para hacerlo, esta vez si, representativo. Perdimos y eso fue dos semanas antes de la bajada de la toma, hasta aquí llego la modernidad y su calculo efectivista; de ahí en adelante las fuerzas de lo irracional tomaron el mando.

III movimiento: las fuerzas de lo irracional:

La racionalidad con arreglo a fines sufrió en las semanas que siguieron una derrota de la cual le costara recuperarse, hablamos del cuerpo por sobre la mente, de la forma sobre el fondo, incluso hablamos de fetichismos organizacionales como los C.G.R[4]. de filosofía donde la preocupación por la “forma democrática” es lo que la guía, y no su movilidad política, generando un abismo entre los valores democráticos y la efectividad política. La asamblea que con el valor de democracia directa en medio, genero la acusación de poca representatividad al confech se volvió con esto la única instancia política reconocida; misma idea que desbordo al cecso[5] y su estructura de democracia representativa. La asamblea de sociales se vio como el único lugar político donde los anhelos de democracia directa se vieron expresados, tratando de romper con la lógica de las cúpulas tan comunes en el medio universitario actual; el problema es que con la insistencia en la forma se olvido el cálculo político dentro del confech. A esto se agregaron la discusión del petitorio por asambleas por carrera, que desde ahí, subía la discusión a la de facultad y de ahí la “nueva dirigencia” la llevaba a las coordinadoras varias, de hecho era democrático hasta las masas, era una rebelión de base, sin cúpulas; el sueño de cualquier anarquista y/o anarko.

La asamblea siguió funcionando esperando algo que no ocurrió, la voluntad y el voluntarismo siguieron reunidos en las coordinadoras que se juntaron poco y con poca fuerza, y a pesar de eso se estimaba que se avanzaba, los cálculos eran optimistas, incluso después del confech del 26 de mayo, cuando ya no se contaba con los zonales del sur y se volvió los ojos al zonal metropolitano y norte. Se avanzaba imaginariamente en organización y en coordinar un petitorio común a posicionar, quien sabía donde, ya que no se le apostaba al confech. En resumidas cuentas la ultima semana después de un confech en el pedagógico vieron que las movilizaciones no iban en ascenso y que la Surda con su poder de voto efectivo en el confech no se iba a subir, y esto a pesar que no se le apostaba al confech. El monstruo guiño sus ojos de arancel diferenciado a las demás universidades y el guiño no fue devuelto, y él al estar solo, se saco los ojos para no verse a si mismo y lo que había hecho. Solo en el páramo de las correlaciones de fuerza, se invento el mundo imaginando.

La “nueva dirigencia” que avasallo a los colectivos presentes y subvirtió al cecso analizaba optimistamente la calendarización de movilizaciones, pensando que eso obligaría al confech a tomar en cuenta el petitorio, a pesar que no se le apostaba… y salieron a marchar y se enfrentaron con carabineros, hicieron un “cara pálida”[6] en el centro para demostrar su descontento con la propuesta del gobierno. La nueva dirigencia dijo que había que esperar hasta que el paro general del 4 de junio y llegaron las lluvias o la ira de san Isidro, y había que esperar… y se miraron las caras por fin a la cuarta semana después del ultimo confech, y a pesar de que nunca le apostaron, comprendieron que habían perdido en términos objetivos; y la “nueva dirigencia”ante la desesperación de la soledad en medio del páramo universitario; dijo: que habían habido “avances”; en términos de cultura política o de conciencia, después de 4 semanas habían “avances”, instalando una subjetividad sobre otra subjetividad como es la conciencia. La asamblea se mira si misma y para no matarse entre todos eligen a la victima sacrificial que tiene toda la culpa; la culpa de todos y que por tanto no podrá ser vengada, no hay vendetta por la muerte de quien es culpado en nombre de todos, los zurdos, los pesimistas, los que no estuvieron, los racionales, los comunistas que se subieron tarde, etc.

IV movimiento: “La nueva dirigencia”

La nueva dirigencia se subió al carro “al tiro”, al momento de que los zurdos comprendieron que la guagua diabólica se moriría antes de nacer, la nueva dirigencia que nunca le apostó al confech como instancia política, ya que, es poco representativa; a fuerza de voluntad y voluntarismos emprendió cual quijote la tarea titánica de destruir los molinos de viento. La nueva dirigencia estética, hizo de la política una poesía que intentaba ganar espacios políticos en alguna parte, ya que no se le apostaba al confech. Los cumpleañeros trabajaron muy duro, con éticas de sacrificio le argumentaron a los racionales y a los pesimistas, que si se podía producir la coyuntura, el hecho histórico que por fin nos llevara a la instalación del “tema nacional” por lo menos en la opinión publica.

La nueva dirigencia, con variada y nula formación política avanzaba respetando la democracia directa, sospechando la maquina de algún grupo político del pasado moderno, la asamblea y no la cúpula y el lobby, a construir movimientos desde la base, y, sin embargo, sabiendo que la modalidad desde la base es un proceso largo, actuaron yéndose de cabeza a la coyuntura; si es que alguna vez hubo una coyuntura más allá de la casa de Bello. Y esperaron… el apoyo de USACH fue celebrado, a pesar de que la misma USACH estaba quebrada por dentro, miraron al norte y el guiño no fue devuelto… y esperaron. Y como todo se aguo, y camarón que se duerme… perdieron y con ellos perdimos todos.

La nueva dirigencia ya no tuvo más cartuchos que quemar, ni más conejos que sacar del sombrero, se volvió testimonial, poética, finalizaron ocupando el espacio, convirtiéndolo en un “lugar de la memoria” que testimoniara el sacrificio. Hicieron un mural en la facultad que da muestras de su estética de poetas malditos de la sobremodernidad urbana. “La resistencia es fértil” dice el mural mostrando una planta transgenica afectada por la lluvia ácida, y un joven alternativo urbano de la plaza Ñuñoa o del barrio bellavista que, obviamente, vive en Providencia o en Ñuñoa o la Reina. Ethos de izquierdista de los noventa desarreglado, muy grunge para la vieja izquierda que se muere entre la hoz y el martillo y el Che. Ethos, estilo, forma, cuerpo, sensualidad desatada que puede ser adquirida en la época neoliberal a bajo precio con esa libertad de supermercado que tenemos, no hay que parecer lo que son en su mayoría… “niños bien”, que no quieren serlo, que han entrado en la “intrigilingulis social” como reza el verso de Víctor Jara. La nueva dirigencia tiene forma de rebelde, estilo de rebelde; casi como James Dean, un rebelde en forma, pero sin fondo, sin ideología que no sea la forma de las cosas, la estética, lo corporal. La vieja izquierda con su estilo medio lana o medio formal no entiende la nueva estética del grunge urbano de barrio alto, ellos que se preocupaban de la ideología, de las plataformas programáticas, de los programas mínimos, no logran entender la nueva preeminencia de la forma, de la sensualidad, del arte por el arte; ellos hijos de la prolet- kult y del realismo socialista se quedan atónitos sin saber que hacer.

Una rebelión posmoderna, un estallido que a las dos semanas ya no tenía más sentido que no sea el carnaval y el sacrificio ritual. Una fiesta que con banquete totémico y todo, generaba una familia o una tribu, yendo más allá o más acá de la modernidad; produciendo una identidad de grupo nueva, de esas que se forman por debajo de la conciencia… en el rito. Una catarsis grupal que casi nos deja a todos sicóticos, una voluntad vuelta voluntarismo, una gran familia de la toma, una movilización que no logro nada sustancial, pero que dejo a los cumpleañeros contentos que terminaron con un gran final de fiesta. Un petitorio que se perdió no se en que momento, gente con veintitantos años que es primera vez que hizo algo importante y que se siente satisfecho con haberlo intentado; habiendo hecho descarga de la energía, liberando el malestar culpogeno; una coyuntura de dudosa instalación que habrá que esperar si se convierte en proceso y no se quede en el mero estallido catártico de la toma de sociales del 2002…

Este escrito podría llamarse “crónica de una muerte anunciada”, pero el papel de vanguardista histórico contemplativo no me queda bien, se podría decir algo de los zurdos, del vacío histórico dejado por la Jota, de los troskos que no aparecieron más, de los sensualistas que soportaron hasta el final, de los pesimistas genéticos que nos fuimos antes. No me queda bien el papel de iluminado, por que no lo soy, y nadie en estos días, y con decir- lo dije- tampoco solucionamos nada. Habrá que esperar el futuro, esperando no tener razón.

“y, sin embargo, se mueve”

Galileo ante la inquisición.

Al poniente de la ciudad, 9 de Junio del 2002.


[1] Estrategia revolucionaria típica de los sixties latinoamericano asociada al Che Guevara y a la revolución cubana, se trata de que a través de un foco armado revolucionario que se encuentra en una zona alejada de las grandes ciudades y en lo posible con presencia campesina, se expanda la revolución planteada, apostando a su condición de vanguardia de la vanguardia.

[2] Hacemos esta salvedad para que los amigos trosquistas no se enojen, ya que su programa es más puntudo, pero sin sujeto, exceptuando la facultad de filosofía , que es una facultad tan o más marginal que sociales, y no lograron instalar su petitorio en el pleno. (y no sabemos si querían hacerlo)

[3] Término con que cariñosamente se llamaban los estudiantes movilizados de sociales.

[4] Centro general de representantes, intento organizativo de democracia directa en la facultad de Filosofía.

[5] Centro de estudiantes de Ciencias Sociales, a cuya cabeza se encuentra la Surda.

[6] En términos simples “mostrar la raja” en algún lugar publico.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: